¿Paz y tranquilidad? Cómprale una Tablet a tu hijo.

foto

Los padres de hoy ya no tenemos que pensar más en cómo castigar de forma efectiva a nuestros hijos para que nos dejen ver nuestro programa favorito durante un rato más o seguir charlando con nuestros amigos mientras ellos siguen pensando en un rincón en lo mal que se han portado.

Hoy tenemos una solución mucho mejor. Basta con llevarles su Tablet  y ¡nuestros hijos habrán desaparecido! Ellos contentos y nosotros relajados. ¿Alguien puede ofrecer algo mejor?

Sinceramente creo que sí. Pero se trata de hacer algo bastante más incómodo. Son dos las opciones que te propongo para encontrar esa paz deseada cuando sales con tus hijos:

  • Dejar que tu hijo se aburra.
  • Salir realmente con ellos.

Si optas por la primera de ellas. Te advierto que no te resultará fácil de primeras, quedas advertido, pero si tienes claro que el aburrimiento es el primer paso para que tu hijo desarrolle su propia imaginación, tan solo tendrás que ayudarlo y motivarlo al principio y sobre todo no ceder en sus primeras peticiones, por miedo a salir de su zona de confort. A partir de ahí comenzará a descubrir cosas nuevas por hacer. Entre eso y estar sentado sin que nadie le haga caso, te aseguro que procurarán buscarse la vida.

Si optas por la segunda. Tampoco te resultará fácil, pero es que educar a un hijo sabes ya que tiene que ser divertido, atrevido, gratificante, estimulante, lo que quieras, pero nunca fácil ¿verdad? En esta ocasión el obstáculo puede ser que no estés acostumbrado a “estar realmente con ellos” y tus hijos puede que tengan la misma sensación. Me refiero a hacer un viaje sin más recursos que vuestra imaginación y la conversación. Me refiero a salir a la calle sin más diversión que vosotros mismos.  Si le damos a elegir a nuestros hijos entre esto y el placer que les produce una Tablet , te aseguro que tendrás las de perder. Por eso es bueno que te anticipes cuanto antes y empieces a sumar puntos a tu favor de forma amena y divertida para igualar el marcador. Para conseguir eso solo hay una forma, dejar las tablets y móviles en casa, al menos un tiempo y comienza a llenar sus recuerdos de experiencias gratificantes y divertidas.

tablet

VENTAJAS:

Aunque Steve Jobs les tuviera prohibido a sus hijos el uso de IPod y IPhone, estoy convencido que usar nuevas tecnologías tiene algunas ventajas para los niños, entre ellas:

  • Se relacionan con un entorno de aprendizaje actual lo que favorece la comprensión e integración en la sociedad educativa moderna.
  • No es una forma tan pasiva como ver la televisión, ya que hay más interacción entre el juego y el niño.
  • Se favorece la toma de decisiones, aprender de los errores y a la superación personal.
  • Es sin duda una fuente de motivación para ellos y eso no podemos obviarlo.
  • Deja a los padres un espacio de paz y tranquilidad.

DESVENTAJAS:

Pero no todo es de color de rosa. Te indico algunas de las circunstancias que aconsejan su uso cuanto menos limitado tanto de tablets como de móviles, sobre todo para los niños. Dejo en las manos de tu sentido común la decisión a tomar.

  • Alteraciones del sueño. Al 75% de los niños que se les permite su uso en las habitaciones les afecta en su rendimiento escolar. ¡Nada de tablets antes de dormir!
  • Problemas físicos: la falta de actividad física puede acarrear problemas de obesidad y de desarrollo debido al sedentarismo, lo que afecta en el aprendizaje. Actualmente 1 de cada 3 niños entran en la escuela con algún tipo de retraso en el desarrollo, lo que se traduce en menor rendimiento. La actividad física mejora la atención y la propia capacidad de asimilar conceptos.
  • Ansiedad y adicción infantil, como síntomas más comunes entre los niños por el uso excesivo de nuevas tecnologías, según algunos estudios científicos, lo que conlleva falta de apego con los padres, agresividad, ruptura de relaciones familiares normalizadas y separación de entorno de amigos. En la actualidad, 1 de cada 11 niños son adictos a las nuevas tecnologías.
  • Déficit de atención y de concentración, debido a la gran velocidad, variedad y agresividad de los juegos, que no se corresponden con la vida real. Es por esto que cuando desconectan de su “mundo Tablet” es complicado igualar este nivel, por lo que el mundo, las personas y las conversaciones que lo envolvemos, nos convertimos en «poco interesantes» para ellos. La paradoja es que luego los castigamos porque no nos escuchan, no se quedan quietos mientras los abrazamos o no conseguimos que tengan paciencia para atarse los cordones.
  • Aunque favorezca la toma de decisiones, el hecho de jugar de forma individual hace que cada niño se ponga sus propios límites y que sea una simple pantalla de marcianos la que pueda dictaminar para lo que el vale o no vale…en el futuro.
  • Y aunque es verdad que las nuevas tecnologías nos dan paz y tranquilidad, yo la pregunta que me hago siempre es: Cuando mi hijo sea mayor ¿cómo me gustaría que recordara sus mejores momentos de la infancia?

De ti depende si quieres que sea jugando al Minecraft o Dragon Mania o que tú seas protagonista de su historia.

Si te parece interesante esta entrada, compártela con tus amigos.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, como Google Analytics, que sirven para realizar un seguimiento de las interacciones de los usuarios en el sitio web y la actividad general de la misma. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información en nuestra política de cookies

CERRAR