Inteligencia emocional

“Si siento depresión, cantaré. Si siento tristeza, reiré. Si me siento enfermo duplicaré mi trabajo. Si siento miedo seguiré adelante. Si me siento pobre, pensaré en la riqueza. Si me siento insignificante recordaré mis metas”
(Og Mandino)

¿Algo que sucedió te provocó ira, tristeza o decepción? ¿Te dejaste gobernar por lo que sentías en ese momento?

Verás, sucede que somos seres emocionales y cuando nos relacionamos con otras personas transmitimos las sensaciones internas que tenemos en ese momento y nos contagiamos de las de los demás. ¿Y qué hacemos luego? Lo importante es dar los pasos correctos para manejar esas emociones de forma positiva y que no sean estas las que terminen decidiendo el día que vas a vivir, en función de si te acercan o alejan de tu “centro emocional”, de tu estabilidad.

Aprender a controlar lo que sentimos, reconocer los efectos en nuestro cuerpo y transmitir una gestión positiva a las personas que te rodean son algunos de los objetivos de esta sección.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, como Google Analytics, que sirven para realizar un seguimiento de las interacciones de los usuarios en el sitio web y la actividad general de la misma. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información en nuestra política de cookies

CERRAR